Introducción a la Reflexología Podal

Introducción a la Reflexología Podal

La Reflexología Podal es una terapia alternativa que estimula puntos sobre los pies llamados zonas reflejo, generando un efecto beneficioso sobre otras partes del cuerpo. Las zonas reflejas son de 5 a 20 veces más sensibles que los órganos mismos.

Esta terapia permite actuar sobre un síntoma determinado o aliviar un dolor, regular la función de un órgano enfermo, mejorar la circulación corporal,  estimular la energía del organismo y favorecer la eliminación de los desechos y las toxinas.

Indicaciones

  • Estreñimiento
  • Alteraciones en la presión arterial
  • Dolor de espalda
  • Laberintitis ( enfermedad del oído, en la que se inflama el laberinto) (canales semicirculares del oído interno).
  • Hinchazón de las piernas
  • Cálculos renales
  • Asma
  • Hipertensión
  • Colesterol
  • Tiroides
  • Inflamación

Contraindicaciones

  • Inflamación aguda del sistema circulatorio o del sistema linfático
  • Angina de pecho, trombosis, infarto de miocardio, etc. (Tenemos que esperar al menos 6 meses desde que se produjo la enfermedad para poder tratar)
  • Fiebre
  • Enfermedades de los vasos y ganglios linfáticos
  • Infecciones agudas
  • Aneurisma
  • Embarazo
  • Heridas, fracturas, distensiones, etc
  • Cáncer
  • Fascitis plantar
  • Gangrena
  • Enfermedades infecciosas de la piel
  • Hongos

Os dejo una imagen con las zonas claves de Reflexología Podal.